Cabecera Escuela Waldorf Aravaca
Infantil

Jardín de Infancia
Cuerpos sanos, mentes en crecimiento

La tarea realizada en el jardín de infancia de la Escuela Waldorf de Aravaca proporciona una base para cuidar y alimentar el sano crecimiento del niño. Los sentidos se nutren a través de una vida sana, de un ambiente lleno de belleza. La modalidad de trabajo en el jardín de infancia fomenta el desarrollo integral del niño. Cada clase es cálida y acogedora, está cuidada e intencionalmente llena de elementos bellos y naturales. Materiales simples y naturales: piezas de madera, conchas marinas, cera de abejas para modelar, muñecos hechos a mano y juguetes, animan a los niños a crear y organizar juegos y cuentos. La clase, en la primera infancia, es un lugar apacible donde los niños pueden jugar e imaginar libremente mientras se sienten seguros y cómodos.

El juego es el centro del trabajo en el jardín de infancia Waldorf

Los niños participan en actividades lúdicas tanto en el interior y como en el exterior del jardín durante todo el año, en todas las estaciones y condiciones climáticas. Esto les permite vivenciar profundamente la naturaleza durante el ciclo anual. En el juego, los niños desarrollan el pensamiento creativo, la solución de problemas y desarrollan las habilidades sociales a través de la interacción con sus pares.

El aprendizaje del juego, en el programa del jardín de Infancia, establece una base sólida para el éxito académico futuro. Los niños escuchan cuentos de hadas y tradicionales, ven teatrillos y participar del juego dramático, todo esto fortalecerá su memoria, desarrollará su capacidad de comprensión y la imaginación. Las historias, canciones y rimas infantiles dichas en clase cultivan en los niños el amor por la belleza del lenguaje. Participar en juegos donde se pueda contar y en actividades rítmicas, así como en las actividades cotidianas como amasar y hornear el pan, cocinar y poner la mesa, les permite construir una experiencia fundamental para el aprendizaje de las matemáticas, las secuencias y las habilidades numéricas. Aprenden sobre el mundo físico a través del movimiento tanto en el desarrollo de su motricidad gruesa como fina. Y es a partir del movimiento, de la construcción e interiorización del espacio, tanto del propio cuerpo como del que los rodea, como se sientan las bases para el aprendizaje efectivo de la lectoescritura. Todas estas actividades de aprendizaje se llevan a cabo en consonancia con los ritmos diarios y los ritmos de las estaciones que conectan con amor a los niños con el mundo que los rodea.

 

"La tarea de la maestra del jardín de infancia es adaptar las actividades prácticas de la vida cotidiana a fin de que sean adecuadas para ser imitadas por el niño a través del juego. Las actividades de los niños en el jardín de la infancia deben derivar de la propia vida en lugar de ser "pensadas " por la intelectualidad de los adultos. En el jardín de la infancia, lo más importante es dar a los niños la oportunidad de imitar lo que ocurre directamente en la vida misma."

Rudolf Steiner

 

C/ Zenit, 10. 28023 Madrid.
info@waldorfaravaca.es
Tel. 913071210

©2013
Escuela Waldorf Aravaca

Política de privacidad

diseño www.madridfilms.es
programación www.ivanarroyo.es